top of page
  • Verónica Hontecillas

Shinrin Yoku, la técnica que te libera del estrés.

Shinrin Yoku, literalmente significa “baños de bosque” surgió en 1982 como una iniciativa del Ministerio japonés de Agricultura, Silvicultura y Pesca, que tras su valoración, fue integrada por el Ministerio de Salud como una práctica terapéutica para contrarrestar el estrés laboral y los efectos de vivir en las grandes ciudades.


¿Y por qué se considera al estrés un problema en nuestra vida actual?


La función del estrés en condiciones a propiadas (si estamos en medio de un incendio, o un vehículo está a punto de atropellarnos), resulta muy conveniente, pues nos preparan de manera

instantánea para responder oportunamente y poner nuestra vida a salvo, a esto se le denomina “eustrés” o “estrés bueno·”. El problema viene cuando se alarga en el tiempo, y entonces hablamos de “distrés” o “estrés malo” un enemigo mortal que va en contradicción con la propia capacidad de adaptación, ya que, experimentamos situaciones peligrosas en las que desarrollamos fuerzas insospechadas para estar en un constante estado de alerta.

En esos casos, el organismo reacciona y muestra los primeros síntomas: agotamiento mental y físico, alteraciones del apetito, problemas de sueño, inestabilidad emocional, susceptibilidad y alteraciones temperamentales en situaciones cotidianas así como obsesión por el control. A nivel mental afecta a la concentración y al rendimiento laboral/ estudiantil. Cuando se prolonga en el tiempo el cuerpo somatiza la situación y aparecen las cefaleas, dolor en el pecho, fiebres o resfriados, palpitaciones, taquicardias o taquipnea o respiración rápida y corta, aumento o disminución de la insulina e incluso, si se sostiene durante una larga etapa, según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), gastritis y úlceras en estómago e intestino, enfermedades autoinmunes, infartos de miocardio o cerebrales, inhibición de la reproducción (disminuyendo los niveles de testosterona en el hombre y una correcta ovulación en la mujer, pudiendo afectar a la fecundación e inducir abortos), entre otros.


Según el último informe realizado por ADP® Research Institute “People at Work 2022: una visión sobre el equipo humano global", ha detallado que "el estrés en el trabajo se encuentra a un nivel crítico, y un 67 % de los trabajadores lo experimenta al menos una vez a la semana (frente al 62 % anterior a la pandemia). Uno de cada siete encuestados (15 %) siente estrés todos los días. Es probable que esto tenga repercusiones de calado para los trabajadores tanto a nivel profesional como personal, especialmente, porque en estos momentos el bienestar mental está sometido a otras presiones a causa de la pandemia. Un abrumador 53 % cree que su trabajo se está viendo afectado por su mala salud mental, una situación que es claramente insostenible. La mayoría de los empleadores están haciendo todo lo posible para cuidar de su plantilla y han emprendido iniciativas como conceder días libres, permitir pausas para controlar el estrés u ofrecer asesoramiento. Sin embargo, con una presión tan intensa y sostenida, cabe preguntarse qué más podrían hacer las empresas para minimizar los factores desencadenantes del estrés y aliviar la carga de forma más general”.

Ante ese gran desafío que tienen las empresas de minimizar los factores que desencadena el estrés, desde mi rol de Chief Happiness Officer recomiendo establecer periódicamente la práctica Shinrin-yoku o Baño de Bosque.


Como he comentado, esta terapia japonesa surgió en 1982 para contrarrestar el estrés laboral y los efectos de una intensa vida urbana. Desde 2004, el Gobierno Japonés ha invertido aproximadamente tres millones de euros en investigación científica sobre los efectos terapéuticos de los bosques y en el año 2007 el Maestro Samurai Spain, pionero en Europa en la práctica de Shinrin-yoku y Presidente de la International Forest Medicine se trasladó a vivir al Bosque en busca de evidencias científicas. Experimentó en sus primeras 24 hora el impacto positivo que aporta esta terapia a nuestro sistema, que se traduce en salud y calidad de vida.


Actualmente, cada año más de 2 millones de japoneses han integrado esta práctica en sus vidas como un hábito saludable alineado con su filosofía de longevidad. Gracias a liberar el exceso de estrés se consiguen dentro de las organizaciones beneficios tales como:

  • Aumentar la confianza, estados anímicos, la vitalidad de la plantilla.

  • Vivir en estados de bienestar individual en el ámbito personal y profesional.

  • Recobrar la motivación de cada persona dentro de la organización.

  • Fortalecer los equipos de trabajo.

  • Fructífera consecución de objetivos de la compañía y en tiempo récord.

  • Influencia positiva en el bienestar de equipos de trabajo que permite ampliar el número de acciones de Wellbeing Corporativo.

  • Mantener el sentimiento de pertenencia de los empleados desde la visión de que tu empresa es el lugar para SER y VIVIR.

  • Atracción y fidelizar el capital humano de tu empresa.

¿Realmente, en qué consiste el Shinrin Yoku?

Según nos reflejan los expertos en Baños de Bosque de Madrid. “Shinrin-Yoku (森林浴), pura conexión con la Naturaleza.


El ‘Shinrin-yoku’ se inspiró en las tradiciones sintoístas y budistas que promueven la comunicación con la naturaleza a través de los sentidos. Así, en Japón, la sesión consiste en una visita a un bosque caminando, sentándose, estirándose, observando elementos naturales del entorno, y disfrutando del silencio y los sonidos naturales. Las actividades durante un baño de bosque se centran en percibir el entorno que recorremos a través de nuestros sentidos de la vista, el oído, el gusto, el olfato y el tacto.”

Sin embargo, no hay que trasladarse hasta Japón para disfrutar de la experiencia única del Shinrin Yoku. Podemos realizarla en el Bosque Mágico de La Herrería, El Escorial (Madrid), un lugar idílico para liberarse del “estrés malo” y adquirir bienestar en estado natural.


Desde mi experiencia, el Bosque Mágico de La Herrería, El Escorial (Madrid) es una de las mejores sensaciones que he tenido en mi vida. Decirte que si eres de esas personas que enferma sin motivo aparente en vacaciones, posiblemente un saboteador que no te deja disfrutar de tus días de descanso es el llamado “Distrés”. Por lo que te invito a probar la experiencia del Shinrin Yoku. Si no es tu caso y el estrés malo no está en tu día a día, también te invito a que vivas la experiencia, ya que, nunca sales del bosque igual que entras.


«No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices», Robert Stevenson


Verónica Hontecillas Villar

Chief Happiness Officer.

Mentor Coach experta en Inteligencia Emocional y Adolescentes

Experta Universitaria RRHH (gestión de personas y conciliación)


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page