• Verónica Hontecillas

Las emociones juegan en tu mismo equipo


En el artículo de la Voz de tus Emociones revelamos que cuando experimentamos una de las seis emociones básicas (alegría, enfado, miedo, tristeza, sorpresa o asco) nos mandan un whatsapp emocional.

Ahora te preguntarás como adolescente, ¿Qué haces tú con este mensaje instantáneo?


En Coaching Junio el proceso que ha creado Talento Premium para acompañarte a descubrir tu verdadera identidad, queremos contarte que estás en la etapa de la vida con más vitalidad, en el que cada experiencia cuenta como anécdota para nuestra alegría; pero en ocasiones no regular las emociones que hierven en nuestras venas hacen que se produzcan conflictos en el entorno familiar o estudiantil. Resultado del partido: un castigo sin salir de casa, sin usar redes sociales o similares.


Aquí te traemos buenas noticias, todas las personas sentimos, pensamos y actuamos con distintos niveles de intensidad hasta perturbarnos y perder las formas; pero sinceramente, es algo que no aporta valor a tu vida. Esto muchos adultos no saben gestionarlo y se ven en la adultez envueltos en conflictos día tras día. Sin embargo, no quieren emprender el camino del héroe en el que estás tú en este preciso instante.


¿Estás preparadx?


La casilla de salida es Conocerse a Uno Mismo, ya que, si sabes cómo funcionan tus emociones sabrás reconocerlas y regularlas mejor. Para eso es necesario:

  • Autoconocimiento emocional:

En el momento que eres consciente de qué sientes y cuáles son las emociones que estás experimentando en una situación específica, en la que puedas extraer el aprendizaje de lo que necesitas. Como preguntas del Trivial puedes responder:


1. ¿Qué emociones sientes más a menudo? ¿Cómo te encuentras? ¿Qué sientes? ¿Cuánto tiempo llevas sintiéndome así de triste, de enfadado, etc.? ¿Estás enfermo, te has caído de manera recurrente, te han escayolado un brazo o una pierna, cómo está tu cuerpo? Igual te cansas mucho o te muerdes las uñas… ¡Juega a observar!


2. Toma papel y boli, es hora de poner un "mote" a tus emociones de esta manera será más sencillo identificar su causa.


3. Separa las emociones positivas de las negativas y piensa ¿Qué ocurre cuándo aparece cada emoción? ¿Se suelen repetir?

Por ejemplo: cuando me enfado termino llorando porque no consigo lo que deseo.


Haz caso a tus emociones, te están diciendo algo..... sigue leyendo.


  • Autoevaluación:

Ahora toca pensar en cómo te afectan, lugar…


Por ejemplo: Cuando mis padres me prohíben usar las redes sociales, pienso que mis padres no me comprenden y me enfado, me duele el estómago, la mandíbula de la rabia que estoy experimentando porque todos mis amigos las usas, no quiero ser diferente. Tengo miedo a que por esta prohibición esté excluido de mi círculo de amistades.


Desde Talento Premium, os invitamos a que tengas de aliados a tus padres o familiares cómplices para que te guíen, ya que, son los que mejor te conocen. Cuéntales lo que se cuece en tu interior y pídeles que te ayuden a aprender cómo gestionar ese malestar.


Si existe en tu entorno un ser bondadoso con las hormonas revolucionadas, confesarte que estar cerca de sus pasos para que no se caigan es el mejor regalo que puedes entregarles. Este consejo es de mi propia cosecha , ya que, soy la persona cómplice de mis sobrinos.


  • Autoestima:

Aprender a confiar en ti, en ese adolescente que eres. Yo confío en ti, porque sé que tienes habilidades increíbles que te hacen ser especial, inteligente, lleno de sabiduría, puedes alcanzar aquello que te propongas y por eso quiero entregarte este juego de las emociones para que se conviertan en tus compañeros de equipo. Que nada te pare, persigue tus sueños y defiende lo que es importante para ti, incluso si va en contra de lo que piensan los demás.


Ahora vamos a entrenar con el:


MODELO ABC

(terapia racional emotiva o conductual o TREC del terapeuta Albert Ellis)


Por ejemplo , te has enfadado con tu padre/madre porque siempre llega tarde cuando te lleva al entrenamiento de fútbol, baile, natación, pintura, música, etc.


Es la tercera semana que tienes que interrumpir el entrenamiento porque has llegado con retraso (A). Te enfadas (C) Crees que piensa primero en él/ ella y que no tiene interés por tus intereses (B) y eso te pone de los nervios.


¡¡¡Eureka, aquí lo tienes!!! tu enfado viene de un pensamiento que no tiene por qué ser cierto, "(C) Crees que piensa primero en él/ ella y que no tiene interés por tus intereses".


Ahora con esta información convócales a una reunión familiar para hablar de manera adulta, exponles tus argumentos. Por el contrario, si eres padre o madre, recuerda que en Coaching Junior os ahorramos quebraderos de cabeza con nuestros acompañamientos.


Mil gracias por tu atención y feliz instante presente.




5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo