• Verónica Hontecillas

Decálogo para Desconectar en Vacaciones.

Actualizado: 14 de nov de 2020

Nos encontramos visualizando nuestras ansiadas vacaciones de verano, pero ¿realmente sabes disfrutar de estos momentos?.



Según un análisis realizado por la consultora de Mindfulness Mente y Vida, el 70% de las personas no aprovechan al máximo las vacaciones de verano para desconectar, descansar del trabajo y de las rutinas del invierno.


Nos revela Allende Villorejo de Landia, experta en Midfulness y directora de Mente y Vida, “La capacidad de disfrutar, de relajarnos, de olvidar por un tiempo nuestras obligaciones y metas personales y ser capaz de sacar partido al descanso es una habilidad que se aprende, bien de modo inconsciente, a lo largo de nuestra vida, bien de modo consciente, recurriendo a herramientas y técnicas que nos ayudan a tener más control sobre nuestros pensamientos conscientes y nuestras emociones”.


Talento Premium, ha hecho un exhaustivo estudio de investigación sobre la importancia de desconectar estas vacaciones especiales con mascarilla incluida y conectar con nuestro interior, para que la vuelta sea fructífera y podamos afrontar el segundo round del 2020 con fuerza.


¿Cómo se deben organizar nuestras vacaciones 2020?


Previamente es interesante dedicarle un espacio y tiempo a planear nuestra ausencia profesional.

1. Anticipa tu trabajo: Si tienes correos pendientes de responder, trabajos que entregar, proyectos que finalizar. Hazlo antes de irte de vacaciones o te perseguirán.


2. Establece límites: En una era hiperconectada, en vacaciones es vital desconectar de las rutinas del trabajo. Si no te queda más remedio pon en práctica la técnica inside Vs outside, consiste en proponerte responder emails cuando estés en el hotel o apartamento, pero desconectar tu correo cuando salgas de este. 


3. Es saludable delegar en personas de tu equipo: En ocasiones delegar simplemente es una cuestión de control. Para soltar con confianza, diseña un plan B por si surge alguna incidencia al respecto e indica la necesidad de estar informado en aspectos urgentes.


4. Si surge algún imprevisto laboral que no te queda más remedio que atender, vale, hazlo, pero no pienses que eso estropea tus vacaciones. Dedícate a ello el tiempo que haga falta, ¡y luego vuelve a disfrutar!


5. Terminantemente prohibido hablar del trabajo, dedica ese tiempo a conversar con tu pareja, familiares, amigos o para conocerte a ti mismo.


6. El aquí y ahora es la mejor manera de viajar, disfruta de ese instante presente. Es clave cambiar el la obligación del "tengo que "a la apetencia "me gustaría hacer".


7. Diseña tu hoja de ruta de vacaciones, lugares, actividades, momentos de contemplación, compañía, aquello que te haga sentirte en plenitud.


8. Ejercita tu mente a través de tu cuerpo, libera endorfinas a través de practicar cualquier ejercicio o actividades que se basen en la risoterapia, ya que, será un potenciador de bienestar, vitalidad y positividad.


9. Curas de sueño, baños de sol y/o baños forestales denominados Shinrin yoku, consiste en pasear por el bosque, pero de una forma meditativa y muy especial.

"Se trata de tomar tiempo para notar lo que vemos, respirar profundamente, sentir el contacto con el aire, las texturas de las hojas, escuchar el viento entre los árboles, oír los pájaros"_ Amos Clifford, fundador de la Asociación de Terapias de la Naturaleza y el Bosque.




10. Planifica la semana de tu incorporación antes de irte, es conveniente que no programes demasiadas reuniones, trata de hacer un regreso escalonado a las tareas del día a día. Así reducirás el impacto emocional que lleva la vuelta siempre de vacaciones.








11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo