• Verónica Hontecillas

Coaching Junior: "Somos una generación perdida"

“Somos una generación perdida” fue una opinión expuesta por un grupo de adolescentes con edades comprendidas entre 12-14 años, en una charla informal enfocada al desarrollo personal en la que participábamos adultos y jóvenes. Durante ese encuentro en el que se intercambiaron diversos enfoques, en mi mente surgían cuestiones como: ¿Qué pasa por las mentes de los jóvenes para que puedan definirse de esta manera? ¿Qué cambios están experimentando estos niños a nivel físico, psicológico...? ¿Esta fase determina los pilares de nuestra vida de adultos?


Tanto me impactó esta idea como coach que me ha llevado a investigar sobre dicha etapa de la vida, cuál era la raíz de esta creencia limitante y sus efectos en el inconsciente de algunos adolescentes.

El mundo de la adolescencia de la Generación Z en comparación con otras generaciones se diferencia por ser Nativos Digitales. Internet es su principal medio de comunicación, les conecta de forma invisible a su entorno social y toda búsqueda se realiza a través del ciberespacio, inclusive, en la averiguación de posibles soluciones ante dificultades que se encuentran en su vida diaria. En este instante, emergen en mí cuestiones como, ¿Cuáles son las consecuencias si la búsqueda de soluciones la realiza en páginas inadecuadas o la información extraída la malinterpretan? ¿Los adultos somos conscientes de los riesgos de estas búsquedas? ¿Qué es la adolescencia?

Adolescencia

La adolescencia es un periodo de vida en el que el niño evoluciona convirtiéndose en adulto. Es una fase de vulnerabilidad en la que experimentan cambios especialmente a nivel físico, psíquico, social, afectivo. Un mundo infinito por descubrir, marca el proceso de transición entre la infancia y la adultez.


Aprenden a soltarse de la mano de los padres, emprendiendo su propio viaje del héroe y entendiendo el mundo desde su propio prisma.


A la corta de edad de doce años, la mayoría de los jóvenes inician una de sus primeras vivencias. Finalizan su etapa estudiantil en el colegio y reciben su formación en el instituto. Es hora de lidiar con nuevas normas que deben autogestionar, ya que, la libertad y la autonomía es una asignatura añadida a su evolución. Aprenden el valor de la responsabilidad y lo que implica no llevarla a cabo. Sin embargo, es una etapa bella en la que la vitalidad, la alegría, la curiosidad por vivir se han convertido en sus nuevos intereses mientras recorren los caminos que se presentan ante sus ojos. ¡Los jóvenes son el futuro!

Atravesando esta etapa, el sendero tiene sus vaivenes y en ocasiones, los adolescentes se descubren envueltos en situaciones que se les escapan de las manos. Por este motivo, es importante que sus padres y sus familiares, les acompañen en esta senda para que expresen cada emoción que emerge de su interior.


¿Recuerdas cómo fue tu adolescencia sin inteligencia emocional y sin acompañamiento? La mía fue una auténtica catástasis emocional.


La Organización Mundial de la Salud considera la adolescencia como el rango comprendido entre los 10 a 19 años; que se encuentra dentro del período de la juventud plena, que dura hasta los 24 años. Incluso, diferentes fuentes médicas, científicas y psicológicas creen que el rango de edad puede llegarse a extender hasta los 30 años.

¿Qué transformación se produce al pasar de la niñez a la adolescencia?


Jean Piaget, (1896-1980) con la Teoría del Desarrollo Cognitivo, fundamentó las etapas de la vida con los cambios que se producen en la vida de una persona, su estudio es un pilar fundamental para el desarrollo psicológico de los adolescentes.

A grandes rasgos podemos clasificar el proceso de transformación en cuatro grupos:

1. Cambios fisiológicos: con la pubertad y los cambios hormonales empiezan a redefinir su imagen corporal. Buscan las tendencias de moda, surgen complejos, trastornos alimenticios, síndrome del patito feo, acné juvenil, etc. A veces, esta evolución frecuenta más de lo que deseamos casos de bulling, acoso escolar, faltas de respeto entre iguales, etc.


2. Desarrollo psicológicos: con una lectura diferente del mundo que les rodea. Tienden al egocentrismo, ya que, se enfocan en sus propios intereses estableciendo su propia escala de valores, que pueden generar conductas impulsivas. Es imprescindible guiarles en el descubrimiento del amor propio, generar una autoestima equilibrada.


En el ámbito educativo surgen las primeras negociaciones/confortamientos asociados a asignaturas y evaluaciones. Falta de motivación, por existir una tendencia generalizada de obsesionarse por la calificación numérica y sin poner foco en integrar conocimientos. Esta obcecación es fomentada por una pregunta aparentemente inofensiva ¿Qué tal las notas? ¿Alguien se le ha ocurrido realizar la pregunta de cómo ha ido el trimestre, cómo te has sentido, ha existido algún momento que te has conectado con estados de perturbación, frustración, apatía o cuestiones similares?


En la familia el adolescente empieza a poner sus razonamientos justificando sus opiniones y su verdad. Negociaciones con las salidas y la hora de regresar a casa. Definen su estilo de ropa, sus gustos acorde con su personalidad, sus valores. A veces, llegando a enfrentamientos con los padres. Sin dejar en el olvido, el impacto que puede tener que el adolescente viva situaciones familiares excepcionales, más íntimas del núcleo familiar tales como enfermedades o fallecimiento, las relaciones en la pareja, los conflictos, el divorcio, las nuevas familias (mixtas, monoparentales, etc.)


3. Alteraciones afectivas: producidas por el distanciamiento respecto a sus padres y la importancia que les dan a las amistades. Asimismo, nace la necesidad afectiva para sentir y desarrollar emociones que se identifican o experimentan una nueva relación con el amor. La sexualidad es un nuevo descubrimiento, es el momento en que comienzan a sentir su sensualidad, descubren ídolos, definen sus tendencias sexuales, se empiezan a despertar sensaciones de atracción por otras personas, más allá de lo que es un amor familiar, de amigos, quieren sentir caricias e intimidad.


La sexualidad desde tiempos inmemorables ha sido un tema tabú, en el que la educación era carente y precaria por parte del núcleo familiar. Por el contrario, existe un temor por embarazos no deseados, abusos físicos y psicológicos, situaciones conocidas como el caso de “la manada”, enfermedades de trasmisión sexual. Incluso, la nueva moda es la App “OnlyFans” es una plataforma donde las personas pueden pagar el contenido (fotos y videos, transmisiones en vivo con tendencias seductoras) a través de una membresía mensual y se ha vuelto un fenómeno mundial. ¿Podría considerarse una nueva tendencia de prostitución indirecta?


4. Transformaciones del contexto social: con la integración en grupos sociales enfocados a la juventud. Sus grupos de amigos se amplia, escogen las personas que son más afines a sus gustos e ideas. Sus valores son la diversión, la alegría, la amistad y valorarla desde una lealtad.


Las amistades, un tema muy importante para los padres, ya que, una mala influencia puede perjudicar a su hijo o hija. ¿Y si es nuestro hijo el que influye de manera negativa? ¿Nos gustaría que le diesen de lado sus amigos? ¿No crees que sería más apropiado entablar una conversación constructiva contándoles las consecuencias de determinas acciones y no prohibiendo relaciones sociales?


“La adolescencia es como una casa en tiempo de mudanza: un desorden temporal.”

Julius Warren


Indudablemente, estos cambios generan una crisis existencial asociada a su propia metamorfosis. Afortunadamente, la "crisis" se puede transcender desde una visión de aprendizaje y creación. ¿Cómo podemos guiar a nuestros hijos?


“Al principio el niño es más o menos parte del ambiente. Nos ocupamos de él y pronto empieza a caminar y a desarrollar conductas y comportamientos. Entonces hay que empezar a enseñarle aptitudes: ¿Cómo guiar esas conductas? ¿Cómo aprender algo más?..."_ Robert Dilts (Libro: "¿Cómo cambiar creencias con PNL?")


¿Cómo podemos acompañar a los jóvenes a enfrentarse a los retos de la vida?

Según Daniel Goleman psicólogo mundialmente reconocido por su teoría de la inteligencia emocional, nos revela “Todas las emociones son, en esencia, impulsos que nos llevan a actuar, programas de reacción automática con los que nos ha dotado la evolución”. Si las emociones son poderosas y dominarlas es la inteligencia emocional. ¿ Cómo podemos entrenar junto a nuestros hijos esta materia y cuáles son los beneficios para ambas partes?


Elsa Punset, en su ponencia "Resilencia para la vida" en el evento de #Eduemoción2021 patrocinado por los colegios Zola (Madrid), nos entregó unas propuestas:

  1. Entrenar el Optimismo.

  2. Aprender a gestionar las emociones negativas

  3. Centrarnos en el presente y en los pequeños detalles.

Carol Dweck, en la charla TED " El poder de creer que puedes mejorar" expone una dicotomía entre la mentalidad fija y la mentalidad de crecimiento a través de un estudio de una Escuela de Chicago que sustituía la calificación: "Insuficiente" por "Todavía no". Este cambio de paradigma, fue la base de una mentalidad de crecimiento basado en la constancia, fomentando la mejora continua con la automotivación que aumentó la actitud y el desarrollo del cerebro y los resultados de rendimiento.


Como puedes observar, existen infinitas dinámicas con las que se puede comenzar el camino del Autoconocimiento para tus hijos y para ti. La propuesta de este artículo es un Proceso de Coaching Junior basado en una mentalidad de crecimiento, mejora continua y automotivación.

¿Por qué un proceso de Coaching Junior?


El Coaching es un proceso para acompañar a alguien a pensar por sí mismo, a encontrar sus respuestas, a descubrir dentro de sí su potencial, a buscar alternativas para transcender los desafíos inevitables de la pubertad. En cada sesión, es imprescindible encontrar el vínculo de interés del niño. Esto tiene una razón, es porque están hartos de escuchar "lo que deben o no hacer".


¡No hay motivo para que la crisis adquiera una dimensión desorbitada!



En ocasiones, me encuentro con padres que se resisten a pedir asesoramiento sobre cómo entender a sus adolescentes. El motivo principal, es una creencia del inconsciente colectivo, "si solicito asesoramiento ¿seré que no esté capacitado para educar a mi hijo o hija?". Mucho más lejos de la realidad. Lanzo una pregunta al aire ¿Les matriculas en centros escolares o les enseñas en casa? Si les inscribes en clases extraescolares y de refuerzo de alguna asignatura, ¿sientes que tu valía como padre se debilita?


Un proceso de Coaching Junior, es el mejor regalo que les puedes dar a tus hijos para que de mayor puedan desenvolverse en su día a día. A continuación, detallaré los beneficios para ambas partes:


¿En qué consiste un proceso de coaching?

Existen dos premisas antes de zambullirnos en el mundo del Coaching:


1. La persona debe aceptar el guía en su desarrollo personal con el fin de emprender una transformación.


2. Indagación sobre quién precisa el asesoramiento el adolescente o los padres que buscan afrontar este periodo con soltura. Siempre, es interesante hacer un encuentro con la presencia de todos los intervinientes.


Una vez testadas estas dos precondiciones, el comienzo es encontrar el vínculo de interés del niño. Esto tiene una razón, es porque están hartos de escuchar "lo que deben o no hacer".

John Whitmore pionero en Coaching Empresarial estableció un modelo que usaba en sus sesiones con sus clientes. A pesar de que existen otros, el método GROW es uno de los más extendidos entre los profesionales para establecer los objetivos que se quieren alcanzar. Grow, significa crecer y sus siglas se asocian con las 4 etapas del camino del éxito.

Durante este recorrido el adolescente decide lo que es importante para él, que es aquello que le preocupa y desea transformar. A la par, el coach en su acompañamiento observa el lenguaje verbal y no verbal (microgestos, entonación y volumen de la voz...) que sea un indicio de obstáculo en la consecución de sus objetivos.


Al comienzo del proceso de coaching junior y de cada sesión, se testa el lugar en el que se encuentra el adolescente, qué necesita para alcanzar su meta e indagarán sobre posibles opciones y obstáculos que se crucen en su camino. A lo largo de las sesiones, el coach usará diversas dinámicas de coaching en función de las cuestiones que surjan en las reuniones (preguntas poderosas, dinámicas de coaching, PNL, Inteligencia Emocional, etc.) junto con las competencias establecidas ICF España (International Coach Federation) y/u otras asociaciones de Coaching.


Tras extraer las conclusiones, el coachee junior establecerá su plan de acción, es decir, determinará qué va a hacer, cuándo y quién lo hará.


En definitiva, un proceso de Coaching Junior será el equilibrio entre estar cerca de sus pasos para que no se caigan y dejarles la libertad de escoger su camino.


"Un poder fuerte es el que no se nota. No interfieras a la ligera en sus hogares, ni les impongas pesadas cargas. Sólo si dejas de abatirlos, dejarán de estar abatidos por tu causa. Por lo tanto, el sabio se conoce así mismo pero no se exhibe; se ama así mismo, pero no se ensalza. Ciertamente, hace una cosa y no la otra. Prefiere lo que está dentro a lo que está fuera."

Lao Tse.


Si te ha interesado y deseas tener más información, puedes contactar conmigo en:



141 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo