• Verónica Hontecillas

Cómo afectan las Redes Sociales a los adolescentes.

Como adelanté en el artículo "Coaching Junior: Somos una generación perdida" los adolescentes (esa generación nacida desde mediados de los 90 a mediados de la década del 2000) utilizan Internet casi desde que nacieron y se sienten cómodos con la tecnología y las redes sociales, son lo que llaman Nativos Digitales, siendo esta su principal característica. Internet, por tanto, es su principal medio de comunicación, les conecta de forma invisible a su entorno social y toda búsqueda se realiza a través del ciberespacio, inclusive, la investigación de posibles soluciones para su vida diaria. En ese instante me surgieron las siguientes cuestiones:


  • ¿Cuáles son las consecuencias del uso de Internet para todo si la búsqueda de soluciones la realizan en páginas inadecuadas, o la información extraída la malinterpretan?

  • ¿Los adultos somos conscientes de los riesgos de estas búsquedas?

  • ¿Cómo influyen las redes sociales en su desarrollo?


Para dar respuesta a estas incógnitas la doctora psiquiatra Marian Rojas Estapé en su entrevista: No más adicciones. Las redes sociales generan adicción nos revela que “Hace unos años el cofundador de Facebook reconoció en un evento médico en Filadelfia lo siguiente <<creamos Facebook para generar adictos, nos dimos cuenta de la vulnerabilidad del ser humano>> e insiste en que los adultos seamos los maestros de los jóvenes para mostrarles los efectos que genera el uso constante de pantallas y redes sociales"


Sorprendentemente existe un porcentaje elevado de padres que desconocen la influencia, positiva y negativa, que depositan estas conexiones diarias en sus hijos.


Tú qué tipo de padre o madre quieres ser, ¿el que acompañe a su hijo en su desarrollo o de los que prefieren ignorar este tipo de consecuencias?


Revelar que los efectos negativos surgen cuando el uso es excesivo o descontrolado, traen consigo esas adicciones en las que hace hincapié la Doctora Psiquiatra Marian Roja, ocasionando:


1. La influencia social, “followers & influencers” (seguidores o influyentes): es una tendencia que los jóvenes usan para formar parte de un grupo de personas con gustos similares. Obtener likes, visualizaciones en sus redes sociales es primordial para su popularidad. Realmente, lo que ocurre en el inconsciente del joven es que se activa la hormona de la felicidad o dopamina y como consecuencia, se sienten repletos de alegría y felicidad. Sin embargo, en ocasiones pueden crear dependencias externas de sus seguidores para mantener su estado de bienestar.


Estos grupos sociales pueden influir en cambios de conductas, de pensamientos, sentimientos y a su vez, que les empujen a realizar acciones que les beneficien o les perjudiquen. De aquí la importancia de crear vínculos de confianza y comunicación en el entorno familiar.



¿Qué es lo peor que puede pasar?


Todos hemos escuchado de nuestros padres frases del estilo, “cuidado con quién andas, no te metas en líos, no cojas cromos o caramelos que llevan droga, etc. “. Bajo esos dichos populares se encuentran el mismo miedo de los padres del S.XXI, que sus hijos estén a salvo cuando no se encuentran bajo su protección.


En la vida virtual, la escena más temida es conectar con páginas que suelen exhibirse temas no aptos para los jóvenes, trasmitiendo muchas veces contenidos sexuales, de violencia, comportamientos inadecuados o de rebeldía; los adolescentes se ven muchas veces influenciados a imitar dichos contenidos, que aparentemente piensa que es lo correcto, cuando en realidad solo son publicidades para ganar dinero o mayor popularidad.


En la vida social a través de encuentros con sus amistades, tienen acceso a tabaco, bebidas alcohólicas o sustancias psicotrópicas que perjudiquen la salud de su adolescente.


2. Relacionarse con personas desconocidas: Los adolescentes son más vulnerables a este tipo de personas online, ya que no cuentan con la experiencia necesaria para detectar los riesgos que hay en el mundo, son los que más suelen aceptar a personas desconocidas en las redes sociales, como Facebook, WhatsApp, Twitter, Instagram, entre otros. Por el hecho de sentirse más populares, no sabiendo así que se exponen a todo tipo de riesgos.


Esta inexperiencia hace que se sientan atraídos por Apps como “OnlyFans” es una plataforma donde las personas pueden pagar el contenido (fotos y videos, transmisiones en vivo con tendencias seductoras) a través de una membresía mensual y se ha vuelto un fenómeno mundial. ¿Podría considerarse una nueva tendencia de prostitución indirecta?

¿Qué es lo peor que puede pasar?


Quedar a escondidas con personas con identidad falsa, que puedan ejercer violencia, violaciones, secuestros, pederastas e incluso si facilitan datos personales de su entorno familiar a bandas organizadas pueden crear planes de robos en sus domicilios.


3. Aislamiento social y problemas familiares: Por el hecho de la dependencia de estar hiperconectados, en ocasiones dejan actividades que les acerque a un buen desarrollo personal, social y familiar. Estos comportamientos u olvidos son producidos por la excesiva exposición a la luz de las pantallas, ya que, afecta a la zona del cerebro que se encarga de la atención, la concentración, la resolución de problemas y el control de los impulsos.


Otra consecuencia del aislamiento, es posiblemente la construcción de un mundo totalmente distinto a su realidad o crear una realidad paralela como representa la película de Matrix, desarrollan un avatar ideal de sí mismos con el fin de atraer la atención de otros adolescentes y ocultan su verdad identidad. ¡No se aceptan tal y como son!


¿Qué es lo peor que puede pasar?


Imagina por un instante que tu hijo o hija está abducido en su Smartphone, cruza la calle sin mirar y un autobús intercepta contra él. ¿Cuál ha sido tu reacción ante tal hipótesis? Revelarte que esta escena es más común de lo habitual, se dejan seducir por las pantallas y dejando de prestar atención a un peligro externo.


Un comportamiento desproporcionado de aislamiento suele venir acompañado de fracaso escolar, creación de una vida poco realista y de ficción en la que no pueda ser capaz de enfrentarse al mundo adulto, desconocimiento de su propia valía (valores, fortalezas, capacidades) que le generen etapas de perturbación.


4. Guardan sus emociones y sus sentimientos: en presencia de sus padres, familia, compañeros o profesores. Sin embargo cuando se encuentran frente a una pantalla, se sienten con más seguridad y confianza para mostrar su vulnerabilidad.


De nuevo apoyándonos en la Doctora Psiquiatra Marian Rojas Estapé, pone de manifiesto que hay encuestas en los que los jóvenes expresan que sus padres le dedican más tiempo al teléfono que a sus propios hijos, es decir, sienten que ellos no son su prioridad. Por tanto, optan por mostrar sus emociones a personas que se encuentran al otro lado de la pantalla, puesto que se sienten escuchados, aceptados y no juzgados.


¿Qué es lo peor que puede pasar?


Se puede generar episodios de depresión, baja autoestima, desequilibrios alimenticios, (bulimia, anorexia), síndrome del patito feo, incluso, en el caso más extremo llegar a elegir el suicidio como única salida.


Por tanto es interesante entrenar la capacidad de gestionar el aburrimiento y el estrés que son claves el desarrollo humano y en la gestión de las emociones. Debemos ser sus maestros, porque si cada vez que los adultos nos aburrimos optamos por coger una pantalla para entretenernos, jamás aprenderemos a gestionar momentos de soledad, vacío, ansiedad. De verdad, ¿este legado deseas dejar a tus hijos?


Indudablemente, también existe una influencia o el efecto positivo que surge en el momento que se usan con cautela las redes sociales, es decir, cuando las interacciones virtuales se enfocan en la búsqueda de información para su desarrollo académico, para asistir a eventos sociales y culturales. Encontrar a personas con las que comparten intereses y aficiones, creando un vínculo virtual de calidad. Además internet es un gran aliado para encontrar rápidamente vídeos, publicaciones, grupos o páginas respecto a un tema específico, contactarte con personas con talento, acceso a tutoriales, libros virtuales útiles en sus quehaceres diarios.


Desde Talento Premium, os hacemos la invitación para que juntos hagamos que los adolescentes empiecen a tomar conciencia de la influencia de las redes sociales, que el tiempo en ellas sea de calidad, hacerles comprender que las redes también presenta sus ventajas. Sin duda, lo mejor que pueden hacer es poner en práctica su vida social en la realidad y dejar de poner tanto esfuerzo y tiempo en su "vida virtual" que mayormente es una falsedad.


Por último, indicar que tenéis a vuestra disposición:


  • El ebook gratuito "Tú también fuiste adolescente"_ Verónica Hontecillas en el que encontraréis interesantes herramientas para interactuar con esos seres bondadosos y revoltosos.





  • Procesos de Coaching Junior, en el que juntos podréis crear vuestra unión familiar o si sois profesores la relación con vuestros alumnos.





¡ Feliz instante presente!,
Verónica

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo